quinta-feira, 17 de maio de 2012

CONSIDERADO BRASILEIRO


Soy ratón  de mercado de pulgas, me gusta disfrutar un sábado de sol caminando por la plaza XV en Rio de Janeiro observando el movimiento de las personas que llevan mil cosas para vender  y ya sean ellas  “chunches, chucherías, bugigangas o antigüedades, me sumerjo y me pierdo con cada objeto y forma en un increíble viaje en el tiempo.

Los juguetes, los discos de vinil, los libros, las ropas, los muebles y  las fotos entre otros me dicen que ni las  épocas ni los recuerdos tienen  fronteras y que los espacios de la nostalgia  son universales. Cada objeto con su propia historia y cada historia registrada en el sentir de ese momento. 
 El mercado de pulgas y los anticuarios me  traen esas memorias y me sorprendo  olfateando la historia de los otros en el intento de no perder la propia, es en este espacio casi meditativo que encuentro esta carta de Augusto de Angelo dirigida a un ejecutivo llamado H.V Eicher, la leo y me emociono con las palabras de hospitalidad de este Brasileño con alguien que según él mismo dice, presto servicios como ejecutivo durante 10 años en Brasil. Veo la foto que acompaña la carta, una escena de un coctel de celebración con una pequeña reseña diciendo que el Sr Eicher recibió como regalo por los servicios prestados 12 diamantes. 
                               Decido entonces comprar la carta y la foto que la acompaña por el valor de R$ 2,00 para hacerla parte de mi historia en este blog y porque no, parte de la suya también.  Así surge este articulo en la intención de homenajear a todos los brasileños  que como el Sr. De Angelo nos reciben, respetan y nos acogen y  homenajear a los extranjeros que venimos a este país dispuestos a construir una vida pero al mismo tiempo dar mucho de las nuestras. Extranjeros solidarios dispuestos a dejar sus huellas … extranjeros cada vez menos extranjeros ..Pero  tal vez, ¿siempre extranjeros?




Sobre nuestra lengua
Escribiendo este articulo me pareció curioso que para referirme a “cosas varias” automáticamente vinieron a mi  mente tres palabras; CHUNCHE  del  regionalismo centroamericano, CHUCHERIAS del Colombiano para expresar  una reunión de cosas y BUGIGANGAS que es la palabra que se usa en portugués para definir una cantidad de cosas sin utilidad ninguna. Estas memorias son de mis pasajes por Honduras, Colombia y Brasil,  pero algo de mi memoria reciente me alerto que  chunche en otros lugares de América latina significa otra cosa.
Mejor aclarar pues esa es nuestra lengua!
Abrazos a todas y todos y estoy de vuelta por aquí.


La  palabra Chunche en:
Argentina  
Aparato reproductor masculino o pene
             
Colombia  
Forma de referirse al olor particular de una persona
             
Costa Rica  
Cualquier cosa u objeto. A veces se utiliza para referirse a cosas viejas o feas.

Chunche es cualquier cosa que no le llamamos por su nombre ya sea por olvido, o por pereza de mencionarlo.

Fuente:

3 comentários:

  1. amei este post ...que espiritu el de comprar este recuerdo !!!!!solo tu alma sensible se detiene , lo moldea , lo rearma !!Es asi uno es grato al pas que nos recibe !l

    ResponderExcluir